Contáctanos

Todos de alguna manera hemos vivido en situaciones que nos generan celos, ya sea con una pareja, con un familiar, amistades, etc. Y en cada caso puede tener orígenes diferentes. Por ejemplo, con respecto a los familiares o amistades a veces los celos suele estar relacionados con un sentimiento de envidia, que en realidad no es tan mala si sabemos encausarla adecuadamente, para alcanzar algunas situaciones que vemos en los otros y que nos gustaría tener también. Podemos seguir su ejemplo, aprender cosas nuevas, pedir consejo, etc.

Sin embargo, los celos en la pareja pueden convertirse en un verdadero infierno para ambos. El que es celado, sufre de una persecución que a veces rompe cualquier barrera ética, moral y en ocasiones hasta legal, de tal manera que ve enfrascada su vida en una película de terror.

El celoso no vive menos mal que el celado, porque todo su mundo mental, emocional y físico se ven comprometidos en la persecución sin tregua. Todas sus actividades se ven afectadas porque su atención y recursos están puestos en el otro.

Para hacer más emocionante la escena, mientras más se siente perseguido el celado, más busca oportunidades de alejarse buscando ser respetado en su espacio vital, y esto incrementa la intensidad de los celos, malas interpretaciones y persecuciones.

Aparentemente, el origen de los celos, es la inseguridad en sí mismo del celoso, sin embargo, no es necesariamente esto, porque hay personas que justo la seguridad le permite tener logros en otros aspectos de su vida, pero frente a su pareja muestran estas actitudes.

Pareciera ser que además del factor seguridad, pueden estar otros aspectos importantes como la carencia afectiva y los aprendizajes de la infancia. Cuando una persona tiene carencias afectivas de la infancia y no las resuelve adecuadamente, va a lo largo de su vida buscando encontrar ese afecto, como si casi lo “arrebatara” de alguien más, y establece relaciones que se parecen más al afecto que requiere de una madre o de un padre que de una pareja.

Si tú eres celoso, o estás envuelto en una relación de celos, permítete darte cuenta qué hay detrás de esas actitudes. Utiliza este síntoma para solucionar algunos aspectos que seguramente han estado pendientes de respuesta en tu vida y vive una relación sana y que lleve a ambos al crecimiento.

Regresar a artículos



comments powered by Disqus