Contáctanos

Muy al contrario de lo que se cree o se comenta, el masaje es un arte curativo y no únicamente “una técnica sexual avanzada” como muchos comentan; sin que esto deje de ser una de las muchas variantes que ofrece.

El sentido profundo del masaje radica en su forma tan particular de establecer una comunicación sin palabras.  Aunque pareciera; dar o recibir un masaje no es del todo extraño; ya que cotidianamente, tocando o abrazando a los que nos rodean, por ejemplo, les comunicamos o les hacemos saber cuan simpatizamos o sufrimos con ellos, o bien apreciamos y reconocemos su valor.

El masaje ofrece poder transmitir este mensaje en una frecuencia totalmente nueva y diferente. La persona que lo recibe experimenta una sensación física y mental difícil de describir: es como poder adentrar a un recinto misterioso, un estado conocido sólo por aquellos que practican alguna forma de meditación. Este estado en sí mismo es un don. El más ligero contacto se transforma en una forma de comunicación a través del cual se  expresa  la confianza, la empatía y el respeto.

El masaje contribuye a sentirnos más plenos.  El cansancio corporal y mental, los estados de tensión y angustia, los dolores musculares y las jaquecas, nerviosismos, inseguridades, todo ello puede ser combatido eficazmente con un masaje adecuado.

La próxima vez que te sientas tentado a recibir un mensaje, date la oportunidad de descubrir y vivenciar esta gran experiencia.

Regresar a artículos



comments powered by Disqus